jueves, 20 de mayo de 2010

Cole South sufre en sus propias carnes la clase y la calidad de Gus Hansen






Pocas veces hemos podido ver como un jugador acaba con otro de manera tan expeditiva, pudiendo afirmar que el oponente ha sido literalmente destrozado. Esto es lo que pasó en las mesas de Pot Limit Omaha Cap hace unos días cuando Gus Hansen se enfrentaba a Cole South, donde el jugador profesional de la sala Full Tilt Poker le sacó al anterior miembro de CardRunners la nada despreciable cantidad de 575.000 dólares en una partida que duro poco más de 1200 manos y que se alargo hasta la madrugada.

Puede que South llegar a las mesas confiado o incluso cansado de la jornada anterior, en la que había ganado 350.000 dólares de los que gran parte procedían del bolsillo de Ilari “Ziigmund” Sahamie. Pronto se despertó del sueño, o más bien éste cambió a pesadilla, porque jugando con Hansen, perdía cinco botes seguidos por valor de 80.000 dólares jugando a 500$/1000$ Pot Limit. El jugador ha visto como ha pasado de las primeras posiciones de la tabla de ganancias del año 2010 a otra que sigue siendo positiva, pero no tan buena como la que ostentaba, porque de los más de 3.3 millones de dólares ha pasado a tener un balance, positivo, eso sí, de 700.000 dólares.

Gus Hansen, por su parte, que ha tenido que soportar como algunos decían de él que era el gran pardillo de los High Stakes, ha remontado un poco el vuelo y se sitúa igual que Cole, con un balance positivo en este año de 700.000 dólares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario